Nuestras mentes son como laberintos. Nos inventamos nuestros atajos, muros y puertas de escape. No nos damos cuenta que podemos vivir sin ellos.

Advertisements